monjas1.JPG 

Ésto es totalmente real, aunque parezca en broma, no lo és… Siempre la iglesia nos negó la posibilidad de vivir “sin culpas” pero parece que hay varias organizaciones que están dispuestas a cambiar la historia, quizás no la vivamos nosotros, pero en las próximas generaciones puede ser que el hielo se rompa, y las elecciones y maneras de vivir ya no sean cuestionadas, pasando a ser naturalmente aceptado por la sociedad.

monjas2.JPG 

La nota original está en inglés y si querés saber más leelo acá

Miren sino de lo que les estoy hablando: 

Son “Hombres Monjas” que pertenecen a las Hermanas de Indulgencia Perpetua,  creadas desde que los sacerdotes frailes capuchinos Franciscanos, rechazaron toda conducta gay en los años 80’s, para cometer buenas acciones combinando el activismo religioso-político.

Les han diseñado sus propios hábitos, llegaron a ser la principal fuente de noticias de San Francisco a principios de ésa década

Las Hermanas han hecho por mucho por numerosas causas y grupos durante los años, todo para el servicio de nuestra comunidad.

Su primer recaudador de fondos era un bingo/discoteca para refugiados gays cubanos en la Iglesia de Comunidad Metropolitana.

Veinte años más tarde ellos han levantado y han distribuido cientos de unos miles de dólares para una variedad de causas caritativas que benefician un amplio espectro de la población, del SIDA al cáncer de mama a la juventud sin hogar a la gente pobre a proyectos de artes.

Ellos organizaron al primer recaudador de fondos para la gente con el SIDA.

Ellos publicaron el primer folleto más salvo sexual llamado ” la Feria de Juego ” en el principio de la epidemia de SIDA, cuando conocían la enfermedad simplemente como ” el cáncer gay “.

Ellos también continuamente prestan una mano a causas políticas, bodas sexuales y ayuda de la conciencia de aumento de los empleos médicos de la marihuana.

Ellos sobre todo son atraídos a los proyectos progresivos que promueven el bienestar extraño y la identidad así como la diversidad dentro de nuestras comunidades. 

Anuncios